¿Se puede ser feliz en 1 día?


Te dejo las claves para lograrlo, ¡pasito a pasito!

Una parte importantísima de sentir que avanzamos en nuestras vidas, de ganar confianza y vernos crecer como personas, ya sea familiarmente, profesionalmente u otra área, tiene relación con estar atentos y ser conscientes de nuestro progreso en esa área específica.

La manera más fácil de hacerlo es medir el progreso, así es, medir.

Y para esto la herramienta más práctica y simple (y rápida) es escribir en nuestro diario de vida, computador o sencillamente en una hoja de papel, de manera diaria, nuestras metas del día, las cuales deben estar alineadas con las metas del mes, del año ¡y claramente de nuestras vidas!

La base:

¿Sabes lo que quieres lograr en tu vida? ¿Te lo has preguntado alguna vez? ¿Cuál fue tu respuesta?

¿Cuáles son tus valores esenciales? ¿Qué cosas no transas en tu vida? ¿Actúas de acuerdo a ellos en tu toma de decisiones y en tus acciones diarias?

Si ya tienes claras tus prioridades entonces esto te servirá para reforzarlas, sino te invito a que pienses y las escribas los mas especifico posible, en todas las áreas de tu vida.

este ejercicio te puede tomar algún tiempo así que te puedes dejar un par de horas para hacerlo, una vez que lo hagas te darás cuenta de lo importante que es hacer este tipo de reflexión una vez cada 6 meses, la claridad mental que trae, y con ello las ganas y energía de ir y conseguir tus objetivos.

Escribiendo y logrando las metas:

Cuando queremos lograr una meta es bueno escribirla.

Luego, hacer un plan sobre cómo la podemos conseguir, qué habilidades necesitaré, con quienes tendré que trabajar para lograr eso, cómo tendré que cambiar yo, como si la diseñaras pensando en que ya la lograste y notes todo lo que tuviste que hacer, aprender y con quienes, y en base a eso recién empezar a programar la consecución de dicha meta de mediano-largo plazo "hacia atrás", la cual se traducirá en acciones diarias, específicas y medibles, pues lo que se mide mejora, y si las mido de manera diaria puedo corregir el rumbo diariamente para asegurarme que voy en el camino correcto! (hacer por hacer no lleva a ninguna parte, es solo un gasto de energía sin mucho sentido).

¿Cómo organizar mis acciones con todo esto que tengo que hacer? Bueno te dejo algunas claves fundamentales.

Una buena manera de organizar las prioridades es dividirlas en:

1: Urgentes e importantes:

Tienen relación con nuestras prioridades vitales, con nuestras metas a largo plazo y con lo que valoramos internamente.

Consisten principalmente de momentos crisis, fechas límite (en el trabajo por ejemplo) o problemas que debemos hacernos cargo en ese momento.

Ejemplos:

- Cierto tipo de mails como ofertas de trabajo, una oportunidad de negocio.

- Crisis de salud de algún familiar.

- Entrega de proyecto en tu trabajo.

2: *Importantes y no urgentes*:

Sientes que estás en "la zona", preocupándote de tus prioridades, lo que es esencial para ti a nivel personal, familiar y profesional. Sigues con tu planificación y vas "al día" con tus actividades.

Ejemplos: Invertir tiempo en tus relaciones, aprender una nueva habilidad/lenguaje, ejercitar, avanzar en tus metas laborales.

Deberíamos pasar la mayor cantidad de nuestro tiempo en este tipo de actividades pues estás relacionadas con mayores niveles de satisfacción personal y felicidad a largo plazo.

Lamentablemente, a veces no sabemos que debemos priorizar pues no hemos definido qué es lo más importante en nuestras vidas, cuáles son nuestros valores esenciales, que quiero entregar/hacer en este mundo.

Entonces nos vemos enredados en un "estado reactivo" en el cual nos distraemos constantemente pues no tenemos claro que requiere de nuestra atención primero, por más que creamos que lo estamos haciendo bien, es un trabajo previo que en algún momento tenemos que hacer para luego planificar nuestra vida y día a día y empezar a ver, a base de mediciones como vamos progresando, donde necesitamos ajustes y cuándo pedir ayuda a un otro.

Si no hacemos ese trabajo estaremos constantemente con la sensación de "estar apagando incendios" en nuestra vida, sin estar haciendo lo que de verdad nos llena y queremos lograr, ¡lo que puede perpetuarse hasta el infinito!

3: Urgentes aunque no son TU prioridad:

Tienen que ver con actividades que requieren de tu atención en ese momento, pero que no están alineadas con TUS prioridades, no tienen que ver con lograr tus metas a mediano-largo plazo.

Ejemplos:

- Mails que no son importantes ni urgentes pero que podrías programas para responder si tienes tiempo luego de hacer lo que valoras más

- Un compañero de trabajo te viene a hablar sobre algo irrelevante en cuanto a prioridades, está bien posponer esa conversación para otro momento.

- Alguien te pide un favor que no es importante ni urgente:

Puedes programarlo porque es alguien que te importa, siempre con la claridad de en qué parte de tus prioridades cabe.

Muchas personas pasan la mayoría del tiempo en actividades de éste tipo, pensando que son actividades "urgentes e importantes"! (la primera descrita).

Normalmente tiene que ver con las prioridades de otras personas, las cuales a veces puede ser difícil decir que NO, por temor a no agradar por ejemplo.

Esto es una receta para posponer lo que de verdad te importa, dejando que el tiempo pase, frustrándote contigo mismo/a y finalmente creando tensión con esas personas.

Si haces el trabajo de distinguir lo que es importante para ti y haces eso primero, al final del día te sentirás claro y enfocado, sabiendo que lograste lo que tenías que hacer y te habrás respetado a ti mismo/a lo que te llenará de orgullo y paz.

*Acuérdate que lo que es importante para ti también lo es para tu jefe y tu familia en muchos casos, no tiene nada de egoísta ponerte a ti primero y decir que NO a ciertos requerimientos.

Este tipo de organización tiene que ver con planificarte para ser la mejor versión de ti mismo/a para ti y para los que amas pues si tú no estás en tu mejor versión difícilmente podrás impactar en la vida de los demás de la mejor manera.

4: No importantes y tampoco urgentes:

Son actividades relacionadas principalmente a distracciones.

Por ejemplo:

- Excesivo uso del celular, chat, videos en internet o conversaciones con alguien que no tienen un foco más que darse vueltas en un mismo tema sin un objetivo claro que te aporte a ti y a tus prioridades vitales, familiares o profesionales.

*Si bien un rato de descanso y distracción siempre es necesario, ojalá podamos ser conscientes de que debe estar en equilibrio con nuestras prioridades y organizado de manera que nos sirva para estar en estado óptimo para las tareas que nos llenan de verdad.

Proponer, medir y corregir:

La clave es ir probando y corrigiendo nuestro calendario, medir del 1 al 10 el logro de nuestras metas que deben ser realistas!

Calificarlas te demorará no más de 5-10 minutos. Además, al escribir sobre lo que lograste en tu día empezarás a sentir una sensación de logro sobre esas mini victorias, lo que te llenará de alegría y energía, aclarándote a nivel mental y emocional, facilitando la organización de tu próximo día lo que a su vez hace más fácil levantarse y ejecutar tus acciones sin tener que tomar decisiones en la mañana, lo que está comprobado que causa fatiga mental además de una sensación de perder el tiempo valioso.

Es por eso que es bueno dejar programado lo que vas a hacer y la ropa que te vas a poner el día antes, pruébalo!

Perfeccionando:

Medir tus metas de manera diaria y reflexionar sobre lo que puedes mejorar es clave para perfeccionar tu enfoque con ellas, si hay algo que necesita ser mejorado, cambiado, derivado a otra persona o si necesitas eliminar alguna actividad de tu día a día que quizás esté actuando en contra del logro asociado a tus prioridades.

Conclusiones:

Somos seres imperfectos en estado de perfeccionamiento constante, nunca alcanzaremos "la meta final" pues al llegar a ella aparece una nueva y eso conlleva a plantearnos desafíos más grandes, aprender nuevas habilidades, trabajar con más personas quizás.

Con esa mentalidad deberíamos lograr entender que la felicidad es un estado el cual podemos alcanzar de manera diaria independiente de si "el magno evento, hecho, hito, objetivo" se cumplió en totalidad, que si bien significará una gran alegría, no durará para siempre, y eso lo puedes confirmar con cosas que ya hayas logrado en tu vida.

La felicidad tiene que ver con avanzar, progresar, crecer diariamente, momento a momento, no solo midiendo nuestro progreso sino que celebrando los avances y mini victorias diarias, todas parte importante de las grandes victorias.

Te invito a probar este sistema, si tienes cualquier duda me puedes contactar por acá o directamente a mi mail hola@gabrielalvarez.cl

Que tengas un excelente día, lleno de victorias y mejorando tu enfoque de manera diaria!

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts